Suplicó por su vida y aun así la ejecutaron

0

Comalcalco.-La banqueta estaba bañada en sangre cuando el cuerpo de Araceli quedó inerte sobre ella. El sol ardiente que se había convertido en aliado de su negocio, ahora iluminaba su trágico final; Tres disparos retumbaron y le arrebataron su vida, impidiendo que regresara a casa con su hijo de cinco años.

Araceli era una emprendedora en su pequeña mesa de venta de chamoyadas, trabajadora incansable que había logrado hacer prosperar su negocio. Su muerte ha dejado una conmoción entre quienes la conocían, y las preguntas se acumulan: ¿Por qué ella? ¿Por qué ahora? ¿Qué motivó al asesino?

VAN NUEVE

A pesar de que ella es la novena mujer asesinada en el estado este año, su muerte posiblemente no se clasifique como feminicidio, debido a la forma en que fue ultimada. Sin embargo, para aquellos que la conocían, el género parece ser una razón evidente detrás de su trágica muerte.

La pérdida de Araceli ha dejado a su hijo sin madre y a su familia con el corazón roto, la felicidad que había estado tan presente en su rostro ese día, ahora se había transformado en horror y tristeza. La gente se pregunta cómo la vida de una madre soltera podría ser destruida de manera brutal.

LOS RUMORES

La gente que presenció el asesinato quedó atónita, al observaron las súplica de Araceli a su verdugo, “no por favor, tengo un hijo y me necesita”, fueron las palabras antes de los estruendos,  el sicario quedó con el brazo extendido y un arma aún humeante, frente a él su víctima caía al suelo.

Mientras tanto, los rumores comenzaron a circular sobre los posibles motivos detrás del crimen. Muchos especulan que podría ser parte de un ajuste de cuentas del crimen organizado, la forma en que fue asesinada tenía ese estilo, mientras que otros insisten en que ella era simplemente una víctima de la violencia de género.

#Tabasco hoy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *