OMS advierte de brote de mpox que podría extenderse

0

Un nuevo brote de mpox (enfermedad antes denominada viruela del mono) representa un riesgo para la población congoleña, de los países vecinos y del mundo, advirtió este viernes la Organización Mundial de la Salud (OMS).

«Se está produciendo una expansión geográfica a zonas que antes no estaban afectadas, por lo que casi todas las provincias, incluida Kinsasa, notifican ahora casos», afirmó en rueda de prensa en Ginebra el representante local de la OMS, el doctor Boureima Hama Sambo, en conexión telemática desde la capital congoleña.

De acuerdo con datos de la OMS, estos casos se han detectado especialmente en las zonas endémicas, aunque se están propagando, con cerca de 4.000 casos y 271 muertes sospechosas en 23 de las 26 provincias del país desde finales de 2023.

Del total de casos, sólo 389 fueron confirmados por laboratorio, algo que, según Boureima, ilustra las dificultades para garantizar el acceso al diagnóstico en todo el país.

No obstante, recuerda que estas cifras muestran una letalidad superior al brote de mpox que hizo declarar la emergencia internacional en julio de 2022, con miles de casos en Europa, América y otras zonas del planeta.

Asimismo, aseguró que este brote está teniendo un gran impacto en la población infantil del país, ya que más del 65 % de los casos y alrededor del 85 % de las muertes sospechosas por mpox en lo que va de 2024 corresponden a niños menores de 15 años.

El representante local advirtió además de la aparición de deleciones (mutaciones genéticas con pérdida de ADN) en algunas de las cepas registradas en el país, lo que puede afectar a la capacidad de los países vecinos para detectar posibles importaciones del virus.

Según Boureima, este riesgo de expansión también se ve alimentado por la proliferación de nuevas formas de transmisión de la enfermedad, con los primeros casos detectados de transmisión sexual de mpox dentro del país.

Paralelamente, la República Democrática del Congo se enfrenta a su peor brote de cólera desde 2017, con 50.000 casos y 470 muertes sospechosas registradas en 2023, además de estar sufriendo la mayor epidemia de sarampión desde 2019, con cerca de 28 000 casos y 750 muertes registradas en lo que va de 2024.

La OMS también detectó entre diciembre de 2023 y febrero de 2024 al menos 75 casos sospechosos y uno confirmado, así como 11 muertes, de ántrax, una enfermedad infecciosa grave causada por una bacteria, localizados especialmente en la provincia oriental de Kivu del Norte.

Ante esta situación, el representante de la OMS aseguró que la organización sanitaria ya ha ampliado su respuesta en la parte oriental del país mediante la entrega de suministros y la creación de centros de tratamiento para prevenir y responder a estos brotes.

No obstante, instó a las autoridades locales y a la comunidad internacional a aumentar la financiación para garantizar el acceso de la población civil a servicios sanitarios, campañas de vacunación o apoyo psicosocial.

«El mundo no debe hacer la vista gorda ante una situación que podría tener graves repercusiones en la seguridad y la salud de la región y del exterior», concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *