La laguna El Farallón, que sufrió estragos en 2022 por la extracción de su contenido aparentemente por productores de ganado y caña, comenzó a recuperarse con las lluvias de abril y mayo, refirió el representante de la Sociedad Cooperativa de Producción Pesquera de las lagunas La Mancha y El Farallón, José Luis Melgarejo Rodríguez. 

Este lugar saltó al escenario público en abril de 2022, cuando los pescadores de Actopan informaron a los medios de comunicación que este cuerpo de agua se había secado en su totalidad.

Por mencionar, estudios de la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) a cargo de Juan Carlos Contreras Bautista, revelaron que la dicha laguna en 2014 tenía 258.13 hm3 (millones de metros cúbicos) y en 2020 solo 151.74 hm3.

Este lago forma parte de la cuenca hidrológica en la que también se ubica la laguna La Mancha, ambos detonaron el crecimiento turístico en la zona y la pesca para más de 200 familias. 

En julio de año 2022, un grupo de pescadores acompañados por sus familias depositaron 20 mil alevines de mojarra en la laguna El Farallón, y al hacer una oración con fe y esperanza, afirmaron que en seis meses aproximadamente alcanzarían un peso promedio de 400 gramos.

Este jueves 1° de junio de 2023, Melgarejo Rodríguez informó que desde mayo, los pescadores de Actopan comenzaron a pescar mojarras que “sembraron”, lo que representa un logro para las familias.

“No (se ha llenado la Laguna) a 100 por ciento. Digamos que está en 60 por ciento. Pero sirvió para que los pescadores tuviesen un pequeño resuello en cuanto a su producción de pescado. Había atarrayazos y sacaban hasta 10 kilos de mojarra. Sin exagerar”, manifestó. 

El presidente de la cooperativa refirió que la Sedema tiene un proyecto para llevar agua de un manantial hasta la laguna, ubicada a una distancia de cuatro kilómetros.

Comentó que, sin embargo, se requieren permisos de las autoridades para continuar con el proyecto y recuperar la laguna en 100 por ciento, por lo que no hay certeza si se podrá trasladar el líquido hacia El Farallón.

Finalmente, cabe mencionar que en una visita de inspección, en 2022, de la Procuraduría Estatal de Protección del Medio Ambiente (PMA) a la laguna El Farallón logró identificar tres tomas clandestinas que conducían a ranchos colindantes con sembradíos de maíz, caña de azúcar, crianza de ganado y estanques con criaderos de peces, informó la consultora ambiental de la PMA, Magaly Cruz Marzoa. La desecación de la laguna con un perímetro superior a las 150 hectáreas, no solo la provocaron las tomas clandestinas de agua, sino que estudios anteriores realizados por centros de investigación del estado de Veracruz revelaron que el cambio climático le afectaba, así como la tala clandestina de vegetación a su alrededor

#Lajorndaveracruz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *