Barco mexicano rescata a náufrago australiano y su perrita que sobrevivieron 3 meses en el mar

Tim Shaddock partió con su perrita Bella de Baja California Sur rumbo a la Polinesia Francesa en abril, pero una tormenta averió su embarcación dejándolos varados en las aguas del Pacífico. 

Un marinero australiano fue rescatado con vida tras sobrevivir durante más de dos meses a la deriva en aguas del Pacífico a base de alimentarse de pescado crudo y beber agua de lluvia, informaron este lunes medios de Australia.

El superviviente, identificado como Tim Shaddock, de 51 años, fue encontrado la semana pasada en una embarcación averiada, junto a su perra, que lleva por nombre Bella, después de que un helicóptero que acompañaba a un barco atunero mexicano lo avistara cerca de la costa de México.

”Ha sido un calvario (…) He estado solo en alta mar por mucho tiempo”, dijo Shaddock, en un vídeo publicado por el Canal Nine de la televisión australiana, donde aparece muy delgado, con barba tupida canosa y los cabellos largos, pero lúcido al precisar que solo necesita ahora “un descanso y una buena comida”.

El marinero y su mascota partieron en abril de la ciudad costera mexicana de La Paz con destino a la Polinesia Francesa, sin embargo, una fuerte tormenta dañó la embarcación y sus equipos electrónicos evitando que pudieran comunicarse para pedir rescate o seguir con su travesía de unos 6 mil kilómetros.

Un médico, que viaja en el barco atunero, señaló anoche a Nine que el superviviente se encuentra “estable y muy bien” de salud, mientras se dirigen a tierra firme para que reciba mayor atención médica.

Este calvario marítimo protagonizado por Shaddock recuerda a la película “Náufrago” (Cast Away), protagonizada por Tom Hanks, sobre la historia de un hombre que pasa varios años en una isla del Pacífico.

En enero de 2014, el náufrago salvadoreño José Salvador Alvarenga fue rescatado en Islas Marshall tras sobrevivir unos 13 meses en alta mar a base de comer carne cruda de aves y pescados y bebiendo sangre de tortuga, sus propios orines y agua de lluvia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *